Radio La Familia

Telf: 01 543-1893

PORTADA  |
NOTICIAS

Conflicto Israel-Palestina: Estamos en los Últimos Tiempos

La guerra entre Israel y el grupo terrorista Hamás es el evento internacional más relevante de la actualidad, pero igualmente se trata de un conflicto que lleva décadas por el territorio, la identidad y las diferencias religiosas.

Conflicto Israel-Palestina: Estamos en los Últimos Tiempos

Una reflexión sobre sus raíces y desafíos actuales

El conflicto entre Israel y Palestina se ha puesto nuevamente en la mira internacional en octubre pasado (7 de octubre) luego de que se generara un ataque contras algunas ciudades de Israel y que desató estado de guerra entre estas naciones. Esto pese a que la lucha por el territorio, la identidad y la paz lleve varias décadas.

De hecho, esta guerra ha dejado registrado el momento, según el Ministerio de Salud de Gaza que son los que utiliza la ONU, más de 13.000 civiles fallecidos en ese territorio palestino asediado desde el 7 de octubre, cuando Hamás atacó a Israel lanzando más de 4.400 cohetes, causando 1200 muertes y tomando unos 240 rehenes. 

La descendencia de los dos pueblos

Según la Biblia, los orígenes del judaísmo se remontan a Abraham, llamado el primer hebreo (Significa «el que viene del otro lado»), por haber venido a la tierra de Canaán desde Mesopotamia, siguiendo el llamado de Dios (Génesis 12:1-4), hace unos 4000 años.

Los judíos son llamados en la Biblia «hijos de Israel» (Éxodo 1:1,7), y de aquí serán llamados, más adelante, «el pueblo de Israel» o israelitas. El nombre de Israel le fue otorgado al patriarca Jacob, nieto de Abraham, por el ángel con el que se trabó en lucha, quien al bendecirlo lo llamó Israel (Significa “uno que ha luchado con Dios», Génesis 32:24-28). El nombre judío aparece sólo con posterioridad (Ester 2:5), y proviene del reino de Judá.

Según la Torá, la Biblia y el Corán, los árabes de la península de Arabia son los descendientes de Sem, hijo de Noé. El «árabe» es un término cultural y lingüístico. Se refiere a los que hablan árabe como su primer idioma. Los árabes no son una raza sino están unidos por la cultura y por la historia. Algunos tienen ojos azules y pelo rojo; los otros tienen piel oscura muchos y otros están entre ambas características. La mayoría de los árabes son musulmanes, pero hay también millones de árabes que son cristianos, millares de árabes judíos, así como hay norteamericanos musulmanes, cristianos y judíos.

¿Por qué los judíos y los árabes/musulmanes se odian mutuamente?

Primero, es importante entender que no todos los árabes son musulmanes, y que no todos los musulmanes son árabes. Es más, hay un mayor número de musulmanes no árabes (en áreas tales como Indonesia y Malasia) que árabes musulmanes.

Segundo, es importante recordar que no todos los árabes odian a los judíos y que no todos los judíos odian a los árabes y musulmanes. Debemos ser cuidadosos de evitar estereotipar a la gente. Sin embargo, aclarado eso, los árabes y los musulmanes tienen un rechazo y desconfianza hacia los judíos y viceversa.

Si hay una explicación bíblica explícita para esta hostilidad, ésta proviene desde Abraham. Como se lee en Génesis 12 en adelante, los judíos son descendientes de Isaac el hijo de Abraham. Unos árabes son descendientes de Ismael, también hijo de Abraham. Habiendo sido Ismael el hijo de una esclava egipcia (Génesis 16:1-6), obviamente habría alguna hostilidad entre los dos hijos. Como resultado de las burlas de Ismael hacia Isaac (Génesis 21:9), Sara habló con Abraham, solicitándole que enviara a Agar y su hijo Ismael lejos de ahí (Génesis 21:11-21).

Probablemente esto causó aún más desprecio en el corazón de Ismael por Isaac. Aún un ángel le profetizó a Agar que Ismael sería: “… hombre fiero; su mano será contra todos, y la mano de todos contra él” (Génesis 16:11-12). El Corán también introduce un conflicto en cuanto a quién es el verdadero hijo de la promesa de Abraham. Las Escrituras hebreas dicen que fue Isaac. El Corán enseña que fue Ismael a quien Abraham casi sacrificó al Señor, no Isaac (en contradicción a Génesis capítulo 22). Este debate sobre quien fue el hijo de la promesa, contribuye a la hostilidad actual.

Sin embargo, la más antigua raíz de amargura entre Isaac e Ismael, no explica toda la actual hostilidad entre judíos y árabes. De hecho, por miles de años en la historia del Medio Oriente, los judíos y los árabes vivieron en relativa paz e indiferencia de unos hacia otros. La causa de la hostilidad también tiene un origen más reciente.
 
Después de la Segunda Guerra Mundial, cuando las Naciones Unidas le dieron una porción de tierra de Israel a los judíos, la tierra en ese tiempo, estaba habitada primeramente por los árabes (los palestinos). La mayoría de los árabes protestaron vehementemente en contra de que la nación de Israel ocupara esa tierra. Las naciones árabes se unieron y atacaron a Israel en un intento por sacarlos de esa tierra; pero a fin de cuentas fueron derrotados por Israel. Desde entonces, ha habido una gran hostilidad entre Israel y sus vecinos árabes tales como; Jordania, Siria, Arabia Saudí, Iraq, y Egipto.

Creemos que, bíblicamente hablando, Israel tiene un derecho de existir como nación en la propia tierra que Dios le dio a los descendientes de Jacob, nieto de Abraham. Al mismo tiempo, creemos firmemente que Israel debería buscar la paz y mostrar respeto por sus vecinos árabes. El Salmo 122:6 dice, “Pedid por la paz de Jerusalén; sean prosperados los que te aman.”

Señales bíblicas sobre el fin del Mundo

El fin del mundo sí va a ocurrir y no se trata de ser apocalíptico, sino que es para que ustedes puedan tomar sus precauciones sobre las cosas que se vienen, ya que son evidentes.
Según el evangelio de San Mateo capítulo 24 y versículo 2, se habla de la maldad en la humanidad. "Habrá tanta maldad que la mayoría dejará de tener amor hacia los demás, pero el que siga firme hasta el fin será salvo", se lee.

Otros investigadores teológicos refieren a la señal de la higuera, que está consignada en Mateo 24:32 -34. "De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas".

Algunos aseguran que estas palabras hacen referencia a la segunda venida de Jesús, y destacan que la higuera hace referencial pueblo de Israel y a la generación que vio su restauración como nación el 14 de mayo de 1948.

¿QUÉ OPINAS?

TE PUEDE INTERESAR

NOTICIAS

¡Felices Fiestas!

Navidad es Cristo. ¡Celébralo en tu corazón! Él es nuestra confianza ante cualquier adversidad.

Las señales del fin

VER MÁS ►

• PROGRAMAS EVANGELICOS

VER MÁS ►

• LA HORA DE VOLVER A DIOS

VER MÁS ►

• OFRENDA VOLUNTARIA

VER MÁS ►

• APP - RADIO

• PUBLICIDAD

• PUBLICIDAD

• FACEBOOK